julian_arranz

Julián Arranz

Julián nace en 1983 en el seno de una familia de pasteleros, con sus padres volcados en el negocio familiar se puede decir que ha crecido en el obrador y ha mamado el oficio de la pastelería desde pequeño.Temprano comienza a colaborar activamente, empaparse y aprender la profesión hasta que años después y totalmente convencido de su vocación e intenciones de futuro se traslada a vivir a Barcelona. Comienza a estudiar en la “Escuela de Pastelería de Gremio de Barcelona” donde alterna sus estudios con el trabajo en los mejores obradores de la ciudad condal. En esta época tiene la suerte de coincidir con algunos de los mejores profesionales del ámbito a nivel mundial con los que tiene la oportunidad de trabajar y de los que tiene la oportunidad de aprender.

Tras pasar por otros obradores muy destacados del resto de España y considerado por sus

profesores, jefes y mentores una de las jóvenes promesas de la pastelería española regresa para incorporarse al negocio familiar. Con él llega la tercera generación a la “Pastelería Arranz”; Julián empieza a dirigir el obrador junto a su padre, aportando toda su creatividad, ilusión, sacrificio, esfuerzo, carácter y conocimientos adquiridos que, aunados a los de Raúl, hacen que el negocio siga progresando. Realiza una pastelería elegante y de excelente calidad, en la que la pastelería tradicional comparte espacio con la pastelería de autor más innovadora, ambas basadas en la perfecta ejecución de técnicas artesanales, las mejores materias primas, y un cuidado y gusto extremo por la estética y vistosidad de cada producto. Sus creaciones son inspiración del detalle, detalle de lo visual, del sabor, de las texturas y los aromas; cada detalle cumple con un propósito y en su conjunto resulta la creación perfecta.

El constante progresión y evolución en su trabajo le hacen ser reconocido como uno de los mejores pasteleros del país; es el actual “Subcampeón de España de Pastelería” y al igual que Raúl su afán de seguir aprendiendo y evolucionando le han hecho competir con también extraordinarios resultados consiguiendo importantísimos premios y menciones entre los que destaca la “Medalla de Plata al Mejor Maestro Artesano Pastelero Español 2011” o “Repostero de Honor de España 2011” entre otros.

En 2013 la familia decide dar un paso adelante y transmitir su manera de ver, entender y sentir la pastelería a través de la marca que lleva su nombre con la apertura en Abril de 2013 de la tienda en pleno centro de Valladolid. Además con esta apertura se produce la incorporación al negocio de su única hermana: Inés, para dirigir la tienda de la capital y coordinar junto a su madre las dos tiendas.

Desde hace años Julián compagina su trabajo en el obrador con la impartición de cursos, demostraciones, asesoramientos, talleres, catas, jornadas, eventos… que lleva a cabo por todo lo largo y ancho el mundo, a donde está llevando la pastelería de autor, filosofía de trabajo y el saber hacer de una familia para la cual la pastelería más allá de un negocio constituye toda una forma de vida entorno a este maravilloso oficio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR